Noticias

Loading...

lunes, 17 de diciembre de 2007

domingo, 16 de diciembre de 2007

El Estadio


El Estadio de Belgrano se encuentra en Arturo Orgaz y La Rioja. Se lo denomina "El Gigante de Alberdi" porque en la época en que se construyó la primer tribuna, no había un estadio tan grande en Córdoba como este. Fue en 1929 con un costo de 85 mil pesos. Para estrenar la cancha, Belgrano jugó un partido amistoso con
Estudiantes de la Plata ante un marco de 10.000 personas.




Luego, el 5 de Diciembre de 1945 se inaugura el sistema de iluminación del estadio jugando un partido frente a Newells. El partido terminó 0 a 0.




El 24 de Mayo de 1997 se reinaugura el estadio después de haber hecho varias modificaciones, entre
ellas, el codo de la esquina que da a Arturo Orgaz y Tablada. La inauguración se hizo mediante un enfrentamiento contra el equipo Sub-20 Campeón del Mundo de Pekerman.
Belgrano ganó ese partido 2 a 1. Esa noche se abrió la Bandera mas grande del pais (hasta ese momento) regalada por LecopSportif de 160 x 30 mts. Que fue de esa bandera?? nadie lo sabe...

Historia



El día de la Fundación
Así, un 19 de marzo de 1905, bajo la sombra de un algarrobo, se realizó la asamblea que dio vida al Club Atlético Belgrano. Es por eso que aún la institución guarda ese matiz de club de barrio, y es en su idiosincracia donde radica su grandeza.
El nombre de la entidad estuvo inspirado en honor al general Manuel Belgrano, ya que la reunión mas importante se había llevado a cabo un día antes de un nuevo aniversario de la creación de la bandera nacional. De allí también los colores de la indumentaria deportiva del club. En otro ámbito de sucesos cabe destacar la edad del primer presidente de la institución quien tenía tan solo 14 años.
La primera comisión directiva fue la siguiente:
Presidente: Arturo Orgaz.
Secretario: Raul Luque.
Tesorero: Aurio Gardella.
Capitán: José Oviedo
Vocales: Ernesto Doering.
Nicolás Lascano.
José Lascano.
Balbino Lascano.
Pedro Oliva.
Oscar Orgaz.
Al poco tiempo el progreso urbano e inmobiliario los obligó a abandonar la "canchita del cañaveral" y se instalaron el un terreno cedido por el señor Ramón Moreno. En ese predio tiempo después (en la década del veinte) se construiría el estadio de Belgrano, más conocido como el "Gigante de Alberdi".

Los Primeros Pasos
Belgrano debuta en la liga cordobesa (la cual apareció en 1906) en el año1908, lo hizo en la segunda división y ese mismo año se quedaría con el campeonato. Muchos festejaron lo que creían se trataba del ascenso directo a la primera división del torneo provincial. No obstante el reglamento se lo impidió ya que para lograr dicho objetivo se debía ganar en tres años en forma consecutiva el mencionado torneo, algo no muy fácil de conseguir.
A pesar de todo, el "celeste" puso corazón y garra (cualidades que siempre demostró mas allá de los resultados) y logró conquistar los dos títulos siguientes en la "B" cordobesa (1909 - 1910) y se dio el gusto de jugar en la primera división.
Debido a la precariedad de su cancha, la cual no contaba con los elementos requeridos por la "liga", es que los propios jugadores tuvieron que rebuscárselas para poder cumplir con el reglamento. En consecuencia, por falta de recursos económicos, los futbolistas decidieron invadir y sustraer de los terrenos aledaños lo que les asía mas falta, por ejemplo: alambre, varillas y postes esquineros. Cabe destacar que no se trataba concretamente de un robo a perpetuidad, sino que utilizaban lo extraído de los vecinos solo para cumplir el día del partido. Al día siguiente todos los materiales sustraídos sin el consentimiento de los dueños eran ubicados en el lugar original, o sea, eran devueltos. Por estos hechos y por otras travesuras que tiempo después cometerías sus hinchas es que a Belgrano lo apodaron de "los piratas".

Grito de Campeón.
Esa ilusión que se exterioriza cada domingo mediante una canción practicada a toda voz y en un espeluznante coro constituido por miles de apasionados hinchas, ese cántico que los auto proclama como los mejores del torneo en disputa, ese que dice "dalee campeóóóón, dalee campeóóóóón, dale campeóóón, dale campeóóó..." se tradujo en realidad en 1913. Fue el año que se fundó la nueva Federación Cordobesa de Fútbol y el "celeste de alberdi", que participó en dicha competencia, se quedó con el primer título oficial. En aquella final derrotó a Agronomía, quienes defendían el título. A partir de ese campeonato, Belgrano fue adquiriendo relevancia hasta transformarse en uno de los clubes mas importantes de su provincia. Pero, desde 1914, la hegemonía luego le sería diputada por un equipo que se ganaría la mención de "rival eterno": el Club Atlético Talleres.
Lo cierto es que aquel 1913 el "dale campeón" no se canto solo para aclimatar las gradas y los rincones exultantes de corazones llenos de pasión y ansias de triunfo, sino para festejar lo que fue la primera conquista del "celeste".
En esta década se destacaron por su talento, valentía y la capacidad física -traducida en el extraordinario despliegue en el terreno de juego- el zaguero Maximiliano Unamúnzaga y el "negro" Arturo Lutri. Éste último es recordado como un verdadero símbolo y los memoriosos lo mencionan como el primer gran caudillo de alberdi.

El inicio del super clásico Cordobés
El año 1914 se constituiría en una fecha de importancia no solo por los acontecimientos sucedidos a nivel internacional, sino por un partido que marcaría el nacimiento del primer clásico de la provincia de Córdoba.
En 1913 se fundaba el Club Atlético Talleres Central Córdoba y de inmediato se afiliaba a la Federación Cordobesa de Fútbol. Para el año siguiente el fixture indicaba que en la primera fecha el nuevo equipo debía enfrentar (en lo que sería su debut oficial) a los "celestes de alberdi". Aunque ambos equipos llegaban marcados por realidades distintas, se emparentaban en la gran expectativa que habían despertado en sus seguidores. Así el 17 de mayo de 1914 la cancha de Belgrano presentaba un marco de público verdaderamente multitudinario para ver tal cotejo.
Los "piratas" venían de ser los últimos campeones y los "albiazules" debutaban en dicho torneo con la esperanza de hacer una exitosa campaña. En medio de un clima festivo y de algarabía dio inicio el partido. A pesar de la expectativa que había en torno del cotejo éste tan solo duró cuatro minutos. Sucede que a los pocos minutos de comenzar el partido, los celestes abrían el marcador en una confusa jugada que desato la ira del equipo visitante. Los jugadores albiazules entendían que Lezcano (autor de la conquista) estaba en posición adelantada, pero el arbitro del encuentro, Zerda, convalidó el gol. El descontrol se adueño del cotejo, los jugadores de Talleres se sintieron perjudicados con un gol en contra, que a su entender fue convertido en acción fuera de juego, y decidieron abandonar el partido. Días después se auto desafiliarían de la Federación Cordobesa.
Por los acontecimientos sucedidos en tal encuentro es que cada Belgrano - Talleres adquiriría ribetes y condimentos especiales, convirtiendo a cada partido futuro en un verdadero clásico del interior del país.


Conquistas en la Federación Cordobesa
La década del 30 fue casi por completo de los piratas de Alberdi, la supremacía del celeste se verifica en la cantidad de torneos logrados en dicho período. A decir verdad entre 1929 y 1937 ganaron todos los torneos que diputaron, a excepción del diputado en 1934 el cual fue conquistado por el Club Talleres.
En 1929, luego de la inauguración de las tribunas, llegó la hora del torneo local y el comienzo en tal competencia no fue tan propicio. En la primera fecha perdió ante el Audax Córdoba por 5 a 1 de local. Recién en la cuarta jornada logró su primer triunfo derrotando a Peñarol, en un ajustado marcador, por 3 a 2 el 14 de abril. A partir de este triunfo "los Piratas" fueron una verdadera tromba y se encaminaron derecho a la obtención del torneo. La conquista del certamen se cristalizó el 17 de noviembre del mismo año al derrotar en la ante última fecha por 2 - 0 a Nacional de Córdoba. De esta manera el club de la calle Orgaz se dio el gusto de dar la primera vuelta olímpica en su estadio el mismo año en que éste fuera inaugurado.
El resumen del "celeste" en esta competencia es el siguiente:
Ganó: 11, Empató: 3, Perdió: 2,
Goles a Favor: 44, Goles en Contra:27.
Goleador: Nicolás Infante.
Presidente: Salvador Martínez.
La década siguiente no fue tan exitosa y solo gritaron campeón el 1940, 1946 y 1947. Sin embargo de estos años surgió una de las delanteras mas recordadas de esa época, la misma estaba formada por Justo Aníbal Coria, Oscar "la mona" Peralta, Francisco "paco" Garcia, Héctor "la cartuchera" Carrizo y Dardo Lucero. Fueron éstos hombres precisamente los encargado de aquel inolvidable 9 a 4 con que Belgrano despachó a Talleres en 1947.
El "Celeste" repitió la vuelta olímpica en loa años 1950 - 1952 - 1954 - 1955 - 1956 (el último correspondió al torneo organizado por la Unión Cordobesa de Fútbol) y en 1957

La Hora del Nacional
En 1968 el equipo de Alberdi logró acceder por primera vez a un Torneo Nacional en el cual se mantuvo hasta la desaparición del mismo en 1985.
Para acceder a tal instancia superó en el regional a Guaraní Antonio franco de Misiones (empato 0 - 0 de visitante y ganó 3-2 de local) y luego venció a Huracán de Corrientes (2-0 de visitante y 1-0 de local).
En el año del debut en el nacional sus mayores victorias fueron ante San Lorenzo de Almagro (2-1) y ante el campeón del mundo, Estudiantes de las Plata, a quién derrotó por 3 a2.
El plantel de aquella primera incursión en un torneo nacional fue el siguientes: Miguel Garay, Jorge Martota, Luis Bracamonte, Froilán Altamirano, José López, Tomas "tito" Cuellar, Juan Carlos Mamelli, Antonio Syeyyguil, Francisco Ceballe, José Reinaldi, Alberto Piedra, Luis Cornejo, Alberto Liciardi, Victor Vega, Javier Pereyra, Lorenzo Cabrera, Hugo Carballo, Omar Dalombo, Felipe Camargo, Isidro Caffaratti, Rafael Palacios y Juan Sánchez, el Director Técnico fue Raúl "pucho" Arraigada. En 1977, por ejemplo, terminó tercero en zona detrás de Independiente, equipo que ese año le arrebató el sueño de campeonar al Club Talleres. Los pilares de aquel plantel "pirata" fue este: Luraschi, Sanseverino, Veccerica, Coletti y Capùrro; Benito Rodríguez, Cantarutti y Laciar; Rodolfo Rodríguez, Víctor Sosa y Bonet.

El Nacional B
En 1986, el 20 de Abril mas precisamente, se consagró campeón regional tras vencer a Olimpo de Bahía Blanca por 3 a 2, consiguiendo de esta manera el primer titulo nacional para un equipo cordobés. Los goles celeste fueron obra de Edgardo Parmigiani (22’ y 24’ respectivamente) y el restante estuvo a cargo del "tato" Martelloto (a los 61’) y el director técnico era "tito" Cuellar. No podemos dejar de mencionar a dos jugadores claves en esta etapa, ellos son José Luis Villarreal y Juan José López. Belgrano en base a tenacidad y méritos propios había conseguido el derecho a participar en el torneo Nacional B de fútbol.
Un año después (1987, bajo la conducción de Pedro Marchetta) los cordobeses estuvieron a punto de ascender a la categoría mayor del fútbol Argentino. En la final habían derrotado (en el partido de ida) como locales a Banfield por 1-0 y con esto la consagración parecía ya consumada.
Pero en el cotejo de "vuelta", en Buenos Aires, el destino les hizo una inesperada gambeta a las ilusiones "celestes"; faltando tan solo 13’ para finalizar el encuentro "el taladro" convirtió dos tantos y dejó a Belgrano con las manos vacías.

Celeste de Primera
Si hay algo que distingue a todo deporte y en especial al "balón pie" es que siempre otorga revanchas. Pasaron cuatro años para que (en 1991) otra vez los de la calle Orgaz se encontraran ante la posibilidad cierta de llegar a primera. Y por esas vueltas del fútbol, y de la vida, nuevamente el rival a vencer era el mismo del 87: Banfield.
El cotejo de ida, diputado el sábado 20 de Julio en Buenos Aires termino igualado 1 a 1. Víctor Heredia habrió el marcador para la visita e igualó Cinto para el local. El domingo siguiente (28 de julio) se jugó en el Estadio Córdoba el partido decisivo ante 45 mil almas festivas y ansiosas de triunfo. La revancha no solo llegó sino que fue de manera contundente. El "gringo" Lucio Daniel Alonso se anotó dos veces en el tanteador, una lo hizo Omar Herrera y cerro el escor el "diablo" Roberto Monserrat. Belgrano se había desquitado del "albiverde" con un notable 4 a 0 y conquistaba así el ascenso a la primera división.
Los protagonistas de este inolvidable logro fueron entre otros los siguientes: Sodero; Marcelo Flores, José Flores, Enrique Nieto y Cortés; Roberto Monserrat, Víctor Heredia, Luis Sosa y Julio Villagra; Gustavo Spallina y Omar Herrera. También formaban parte del plantel Cesar Laciar, Daniel Alonso, Norberto Fernández, Adrián Mahía y Sergio Barboza. Todos bajo la conducción técnica de Jorge Guyón.